Me costó demasiado esfuerzo escucharlo a Iael. No podía entender cómo Milton me podía dar a entender que lo que había hecho Iael no era una traición.

– ¿Por qué lo hiciste? – le pregunté

– Porque vos en tu estado no podías hacerlo, no te ocupaste como hubieras debido de Germán y Poly ¿te llegó el informe de Germán?

– No te hablo de eso, hablo de tu transformación ¿cómo pudiste hacerme esto a mí? Yo creí que éramos amigos.

– No pienso dejar de serlo, y menos ahora que considero que vas a ser uno de los mejores Ángeles de nuestra comunidad, creo que tenés el poder de demostrarnos que el amor en la tierra aún existe ¿leíste el informe de Germán?

– Pero yo siento que me traicionaste, además no creo que el amor haya dejado de existir. – Esa es la diferencia entre vos y la mayoría de nosotros, Milton también piensa lo mismo, por eso te eligió. Lamentablemente el amor en la tierra, en las épocas de Milton, contaba con ciertos parámetros que hoy no los tiene, hoy el amor es mucho más efímero, está regido por otras reglas. La economía, rige bastante la prolongación del amor, las parejas muchas veces deciden compartir su vida, pero los problemas económicos que cada vez son más frecuentes imposibilitan la continuidad del amor. Y digo “compartir su vida” porque ya casi no se casan, hoy en día es costoso hasta casarse, la iglesia les cobra, el registro civil les cobra también y no todos tienen la posibilidad de afrontar ese gasto. ¡Ni hablar de lo costoso que puede ser organizar una fiesta! Además está el problema que representa enfrentar un juicio de divorcio y los gastos que esto puede acarrear. Por otra parte hay cosas como el alcohol y las drogas que complican también las continuidad de la pareja, la mayoría de las veces el que consume este tipo de cosas pierde control de sí mismo y no es raro que caiga en cualquier tipo de tentación y, desde afuera, desgaste como si fuera un roedor los rieles por donde debería circular el amor. Hay tanta oferta de sexo en la calle que ante la menor discusión un hombre es capaz de salir a la calle y engañar a su mujer con cualquiera, sin importarle las consecuencias que ello acarrea. Curiosamente con la manifestación pública del SIDA y los riesgos que esto implica para la vida de una persona, el ser humano se convirtió en Superman y piensa “¡A mí no va a pasar nada!” ¿Qué egoístas que son? Los hombres, en términos generales, solo piensan en ellos, tienen un ego demasiado alto y no les importa romper la vida de los que lo aman . La mayoría de nosotros estábamos casi seguros que no existía la forma en que vos la estás presentando. El que estás mostrando es un amor puro, cristalino y con promesa de futuro. A Germán ya te lo describí ¿leíste el informe de Germán?

– ¿Cómo pudimos dejar de creer en una flor entregada en la mano? – Pregunté – ¿Cómo permitimos que eso suceda? ¿En qué momento dejamos de volar sobre los humanos? ¿Cómo logramos que los humanos no crean más en nosotros? Cuando estuve junto a ellos pude advertir no solo lo que vos me decís, sino también que hay otros factores que imposibilitan la continuidad del amor, hay barrios y lugares en los cuales no tienen la educación suficiente ¿estuviste por las villas? La gente no tiene para alimentarse a sí mismo, pero tienen 5 hijos. ¡Y no me vengan con que eso es amor! ¿Amor por quién? ¿Por los hijos? ¿Por su pareja? ¡No! Eso es falta de educación, no creo que un ser humano medianamente educado vaya a traer vidas al mundo a lo conejo. Hay gente que llama a este tipo de chicos los “desangelados” ¿Te das cuenta? No tienen un ángel que los cuide, siento como que el Ángel de la guarda se jubiló y está en una manifestación frente al congreso para que le suban la jubilación. Pero no es culpa de ellos ni de los padres, es culpa nuestra que en algún momento los abandonamos. Al margen del resultado de mi misión ¡debemos volver a volar sobre ellos! Y creo que el amor más puro es el que tiene un padre o una madre por su hijo, además del amor entre dos personas.

“En Germán y en Poly no solo vi dos personas que se pueden amar, y mucho, sino que además, siento que pueden hacer grandes cosas a nivel familia. Poly es una tipa capaz de emocionarse y entregar su reino por una flor entregada en la mano, es muy sensible, sus ojos se deleitan y se emocionan ante un simple dibujo hecho por Germán. Su piel blanca y sus ojos claros son la reivindicación de los sentidos en un solo roce, en una sola mirada. Su risa hace temblar los mismos cimientos de la Gran Muralla China. Su espontaneidad y su frescura plantan al mismo Dios del odio de espaldas contra la pared y engarzado con su propio tridente. Me preguntás si leí el informe de germán. Sí lo leí. ¿Todavía querés leerme el informe de Poly?

– No creo que sea necesario, lo has hecho mucho mejor de lo que pude hacerlo yo.

– No confiaba demasiado en vos, Iael. Pero después de mirarte a los ojos puedo ver la nobleza de tu corazón. Tenés que ayudarme a preparar a Germán para algo. Y es el hecho de que Poly no está sola. Y ayudarme a mí con este planteo. ¿Cómo se pueden unir dos personas sin lastimar a otras?

– Con respecto a preparar a Germán. Él ya lo sabe, ella se encargó de decírselo.

– ¿Te das cuenta? Además, es una gran mujer.

Anuncios