El "Chango" Morientes había jugado sólo 75 minutos. Tiempo suficiente para dar vuelta un partido increíble. Su equipo, Atlántico de Villa Urquiza, perdía 3 a 0 y en apenas 10 minutos convirtió los 4 goles que le dieron una victoria antológica al equipo de la calle Pacheco. Mientras se retiraba rumbo al vestuario lo abordó el cronista:

Chango, tu equipo dio vuelta un partido histórico…
¿Mi equipo? ¡Lo di vuelta yo solo! Si estos son diez burros.

Es la segunda vez que convertís 4 tantos en un solo tiempo ¿Qué se siente?
Vos porque no me viste jugar en tercera, llegué a hacer 7, pero con el 10 que tenemos… le tiras una pared y te devuelve 3 adoquines por la mitad.

Al menos el equipo sumó los primeros tres puntos del campeonato…
¡Dale con el equipo! ¡Dale con el equipo! ¿Qué partido viste, macho? Los sumé yo solito.

¿Crees que están para campeones?
Yo seguro, estos muertos van a tener que empezar a largar los postres si quieren ganar la copa. Y que recen porque yo no me lesione, porque sin mí no existen.

¿Como sintió el equipo la salida del anterior técnico, el "Negro" Pérez?
Es lo mejor que nos pasó, ese era un pecho frío, menos mal que se fue. Ojalá se vaya a dirigir el tránsito porque además es medio vigilante.

¿Estás para el Mundial de Alemania?
¿Ese mundialito está para mí?

Algunos dicen que sos el nuevo Maradona…
No, ese es el viejo Morientes.

Gracias, Chango…
¡Si, si! Gracias a mí y te felicito por lograr que te de la nota…

Fernando A. Narvaez

Anuncios