KikeCuando me llegó el mail que abajo está transcripto, mi escepticismo fue tan grande que me costó salir del trance. El mail decía lo siguiente:

"El 16 de Abril de 2006, en El Talar de Pacheco, Kike fue quemado vivo por entrar al terreno de un vecino cuya perra estaba en celo. En lugar de tomar una medida racional y humanitaria, este vecino prefirió rociarlo y prenderle fuego ocasionándole quemaduras en un 70% de su cuerpo.

Con la ayuda de proteccionistas, personal veterinario y particulares, kike fue internado en terapia intensiva de una clínica veterinaria. Junto con el tratamiento por quemaduras, se le realizaron tres transfusiones de sangre y hasta debieron extirparle el pene debido a las graves
lesiones ocasionadas.

Kike luchó por su vida y mostró agradecimiento a quienes lo ayudaban y mimaban a diario, pero el horror fue más fuerte: Kike falleció el 5 de Mayo.

Su causa fue presentada en la fiscalía Nº3 de Pacheco de la provincia de Buenos Aires, cuyo fiscal a cargo es Jorge Strauss. Esta causa corre el riesgo de quedar archivada aún existiendo la Ley de Maltrato Animal Nº 14346."

Lamentablemente se sabe que en este país la justicia no le va a dar pelota a una "nimiedad" como esta.
Malas noticias: al momento de este post, éramos 35260 personas que opinamos que no es ninguna nimiedad.

Si realmente querés que no existan más Kikes, entrá en el link de abajo y poné tu firma. Quizás podamos intentar hacer algo. Yo ya firmé

Proyecto Geo

¡SALUD!

Fernando A. Narvaez