Quizás no muchos lo sepan, pero el Maldito Duende que aquí ven, no siempre fue tal. En principio fue un tal Flamingos. Apenas unos meses de vida tuvo dicho individuo, duró, por poner un ejemplo, menos que un pancho o hot dog.

Así fue que el 31 de Julio de 2005 decidí acabar con aquel blog. Estaba harto, tal vez no terminaba de comprender cómo un par de personas podían estar interesadas en mis letras aberrantes y no asumí la responsabilidad.

No duró mucho mi estupidez. No puedo contra mi esencia y en ella va mi amor por las buenas letras de los buenos libros y mi intento por escribir algo interesante. Tres días pasaron hasta que nació Maldito Duende. Un día como hoy, 3 de Agosto, pero de 2005 nació lo que queda de lo que pretende ser un sitio interesante.

Jamás estaré tan agradecido de alguien como de Graciela, quien fue la que hace algo más de un año y medio me habló de los blogs. Gracias a su sugerencia y su impulso (me pongo demagógico) no sólo he conocido gente maravillosa, sino que además, ha llegado a mí la mujer de mi vida y con ella, un montón de proyectos por cumplir y una tremenda cantidad de promesas renovadas.

Incluso he llegado a editar y publicar un libro. Algunos de ustedes me han halagado con su compra y, la mayoría, no tuvo el placer de tener papel para prender el fuego del asado. Según J.R.R. Tolkien, los Hobbits eran una comunidad en la cual, cuando uno cumplía años no recibía los regalos, sino que los hacía.

Hoy cumple años Maldito Duende, un año ya y el pescado sin vender. Por esta razón es que hoy las copas las paga el Duende y el regalo también. Para aquellos que les interese, si hacen click en la imagen de la tapa, podrán bajarse una parte del libro. Cabe aclarar que esto es así por respeto a la gente que ha pagado por él y por respeto a mis derechos de autor.

(De más está decir si entre el público presente se encuentra un Editor y/o/u Spónsor, no tiene más que dirigirse a la sección “Contacto” en el costado izquierdo de su pantalla.)

Para visualizar el archivo se necesita tener instalado: Acrobat Reader. Descargalo Acá

Pasen, la mesa está servida y las copas… por llenarse. ¡SALUD!

Fernando A. Narvaez

Pd: Agradezco el primer regalo que he recibido y fue de parte de mi amiga =La Fulana= que me enseñó a separar las imágenes del texto. ¡UNA GRANDE! Gracias, nena.