A través de tus ojos,
mi corazón aprendió
a escribir, con letras de fuego,
tu nombre en mi piel.

Fernando A. Narvaez
(al estilo Jorge. Gracias Jorge y perdón)

Pd: Para bajarte parte del libro del Duende hacé click en la imagen de la tapa, a la izquierda de la pantalla.