Para La Calfa

Digamos que cuando la conocí­, no me inspiró demasiada confianza.

Es que la tipa, tiene una forma de andar “apachorrada”, incluso su manera de hablar es “relajante”. Por no decir que te duerme.

Soy un tipo que se jacta de no equivocarse demasiado con la gente. Pero siempre aparece alguien que le pone el cascabel a tu gato. Brenda hizo eso conmigo, me tapó la boca y me mostró mi error. Nunca me siento tan feliz de equivocarme, como cuando lo hago en función de una persona que termino sintiendo mi “Amiga”.

Ella más allá de su apariencia, es un tornado, un huracán. Defensora indómita de sus creencias, siempre está al lado del Duende para pegarle un cachetazo en el momento justo, para darle la palabra indicada que calma y delimita.
Dueña de un amor eterno y eterna enamorada de su “socio” te demuestra que el amor existe con cada sonrisa que surge de su boca cada vez que lo nombra.

Es que mi “Diseñadora Gráfica” está cumpliendo años y no sé qué cuernos regalarle (soy horrible para regalarle algo a una dama) Y se me ocurrió, como siempre, intentar con algo de lo que me gusta hacer. Un humilde texto.

Bren: Gracias por todo y por cada nada. ¡Feliz Cumpleaños! Sabes que te queremos mucho (hablo en plural porque mi Diosa escribe a través mí­o)

Fernando A. Narvaez
Ilustración: Brenda Calfa

Pd: Hay un Duende “Hot” que te espera en Anhedonia.